DEFENDÉ EL ARRECIFE DE CORAL DEL AMAZONAS

En la boca del río Amazonas se descubrió un tesoro natural escondido: un arrecife de coral gigante. Pero apenas se conoce un 5% de el y ya está en peligro. Las compañías petroleras quieren explorar en áreas cercanas al arrecife. Esto podría afectar a este ecosistema, al océano y a las especies que viven en la zona.

Participá para frenar los planes de exploración petrolera de Total y BP

557.057 personas han participado

600.000

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

UNA AVENTURA INÉDITA

Es muy poco lo que se conoce hasta el momento del arrecife de coral del Amazonas. Por eso, el  barco Esperanza de Greenpeace está en el lugar para navegar la zona con científicos y expertos.

Un tesoro natural

Descubierto en abril del año pasado, el arrecife de coral del Amazonas, abarca 9 mil kilómetros cuadrados, el equivalente a 44 veces la Ciudad de Buenos Aires. Este ecosistema podría ser uno de los descubrimientos más importantes de las últimas décadas en biología marina.

¡Sorpresa! El Arrecife de coral del Amazonas

El arrecife está ubicado justo en donde el río Amazonas se une con el océano Atlántico. Y es único porque sobrevive en aguas dulces y turbias. Los científicos no esperaban encontrar un ecosistema así en esta zona porque la mayoría de los arrecifes están en aguas saladas y claras. Pero allí está desplegando su singular belleza.

La ambición de las empresas vs. la naturaleza

En menos de seis meses las empresas petroleras Total y BP podrían comenzar con las exploraciones para buscar petróleo en la costa del Amazonas. Un derrame dañaría no solo al arrecife sino también a manatíes, tortugas marinas, jaguares y delfines que viven en la boca del Amazonas.

Actuá para defender al arrecife del Amazonas

No podemos permitir que se pierda este ecosistema único. Tenemos que hacer presión para que las empresas petroleras abandonen sus absurdos planes de exploración en la boca del Amazonas. Juntos podemos defender el arrecife y las especies de la región.

Firmá la petición y compartila. Si somos muchos los que defendemos el arrecife, podemos hacer la presión necesaria para lograr que las empresas petroleras se vayan de la boca del Amazonas.